Pablo Gaytán Santiago[1]

 Detrás del zoom protector

¿Cómo se ejerce el presupuesto de la Secretaría de Cultura desviado a otras instancias?

La #Orozkorrupción esta en plenitud. Mientras las y los funcionarios involucrados en el Complejo Cultural Chapultepec (CCCH)[2] simulan con propaganda que este proyecto “ecocida” va sobre ruedas; detrás del escenario, la maquinaria depredadora de la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE) otorgó en noviembre y diciembre más de 30 obras para justificar el faltante de $862 MDP[3], un recurso público que por fin apareció. Para no devolver a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) este dinero, la SOBSE, detrás de su zoom protector, aprobó estas licitaciones innecesarias para el CCCH.

En medio de la cúspide de la pandemia y olvidándose de los miles de decesos por covid-19, las y los funcionarios chupan hasta el último centavo del presupuesto para licitar obras que contradicen los principios bioculturales con los cuales Gabriel Orozco presume haber concebido el CCCH, ahora llamado: “Chapultepec. Naturaleza y Cultura”. Un concepto con el cual Orozco disfraza el verdadero rostro mercantil e inmobiliario de este proyecto que llenará de bio-concreto el bosque y sus zonas aledañas.

Chapultepec. Naturaleza y Cultura viola flagrantemente la Ley Ambiental de Protección a la Tierra del Distrito Federal y, hasta la fecha, Orozco y su Taller Chapultepec integrado por 70 especialistas, siguen sin entregar el Plan Maestro y Planes Ejecutivos al Consejo Rector Ciudadano considerado la única entidad para realizar la consulta, evaluación y aprobación de cualquier tipo de intervención del Bosque de Chapultepec.

En días pasado, detrás del zoom, Alejandra Frausto admitió que el Museo de la Secretaría de la Defensa Nacional en la inexistente Cuarta Sección del Bosque de Chapultepec NO VA y ahora dijo que se hará una “relectura” de la fábrica de pólvora sin decir cómo se reajustaría el alto monto presupuestado en 2020 para ese proyecto.

Feria de “ilicitaciones”

Empecemos por la primera licitación. Esta fue publicada en la primera quincena de julio del pandémico 2020 a concurso cerrado para la construcción de la “Calzada Flotante”, salió beneficiado el diseño de Benjamín Romano, integrante del Taller Chapultepec – obviamente – y la empresa Fredel Ingeniería y Arquitectura S.A. de C.V., con un costo de $187 MDP. Tres meses después y por obra y magia de los contadores creativos se aumentó el monto a $225 MDP para este proyecto. En la exposición “Avances conceptuales para un Plan Maestro”, de Gabriel Orozco y sus amigos; los arquitectos a su servicio proyectaron imágenes donde se ven los árboles integrados a esta obra mediante hoyos en medio del concreto. El Frente Ciudadano en Defensa y Mejora de Chapultepec censó 250 árboles que serán talados para la construcción de la calzada flotante ¿acaso se podrán hacer tantos agujeros por donde despuntarán los árboles? Imposible.

Entre las licitaciones otorgadas en noviembre y diciembre, está el ridículo contrato para la “Supervisión de los avances de la Calzada Flotante” a favor de la corporación IIMSA, por un monto de $6.8 MDP. Un contrato surrealista porque la Calzada Flotante que podrá construirse hasta que esté aprobado el Plan de Manejo Ambiental.

La SOBSE también encargó los proyectos ejecutivos: “Interconexión Jardín Botánico” e “Interconexión Chivativo” a la Corporación y Construcción del Golfo por un monto de $19.6 MDP. La interconexión Jardín Botánico no existe en el proyecto biocultural de Orozco, porque las especies ahí resguardadas serán sustituidas por su proyecto personal: el Pabellón Mexicano Contemporáneo, y el Cubo Acústico, un proyecto de sus amigos. Para echar andar este proyecto verterán concreto sobre el jardín botánico y el orquideario. Es en sí mismo un ecocidio.

Una más. La alucinada licitación de la primera etapa de rehabilitación del Museo de Arte Moderno, se otorgó al Consorcio Constructor AA, por la cantidad de $50 MDP, pues no podía faltar la incongruencia a la Groucho marxista al dejar en manos de una empresa dedicada a construir centros deportivos y mejoramiento de aduanas.  Y si queda duda sobre el carácter inmobiliario del proyecto Complejo Cultural Chapultepec, la licitación “Análisis Costo/Beneficio del proyecto Chapultepec”, bajo la responsabilidad de la empresa OEC Consultores SC, con un valor de $3, 352 MDP, cuyo objetivo risorio es “evaluar si los beneficios sociales de un proyecto serán más altos que su costo económico”.

Lo importante es repartirse y gastar los recursos públicos innecesariamente antes de ser regresados a Hacienda, mientras las vacunas para covid-19 llegan a cuenta gotas a la población. Así como van las cosas parece tener más interés conocer las tasas de plusvalía que se generarán en las colonias Daniel Garza, Belem de las Flores, San Miguel Chapultepec y Lomas Altas, entre otras colonias del entorno de las distintas secciones del Bosque de Chapultepec que los estragos que ha dejado la pandemia.

Sin la actualización del Plan de Manejo Ambiental y dentro del marco de ilegalidades, la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) y el proveedor Gabriel Orozco, convocaron a especialistas a proponer proyectos para la construcción del Centro de Cultura Ambiental, con cinco finalistas. ¿Adivinen quienes fueron?; sí, los amigos de Orozco: Eduardo Gorozpe de A001, quien expuso en la bienal de Venecia de la mano de la galería Kurimanzutto; Martín Gutiérrez, codiseñador de la Estela de Luz o Estela de la Corrupción, como según se vea; Abraham Cheram Cheram, colaborador del arquitecto Mauricio Rocha, encargado del proyecto de Cineteca Nacional y Bodega Nacional de Arte del CCCH.

SEDEMA, la instancia que debería velar por el respeto a la norma ambiental, es la primera violarla como lo hace en esta feria de ilegalidades y anticipaciones con fines de lucro. Está la obra: “Reacondicionamiento del Parque de Cultura Urbana”, asignada a Multinacionales Martínez Grey, con un valor de $85.5 MDP. Una empresa que “limpia las ruinas del Atlantis y el Rollo” como afirmó Marina Núñez Bespalova, que además construirá estacionamientos, skatepark para niños y jóvenes, cafeterías, restaurante, centro comercial y foro para conciertos masivos.  La empresa trasnacional regará con planchas de concreto y sembrará cableados, luces y juegos en detrimento a la protección ambiental en la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec. “Multinacionales Martínez Grey” es especialista en banquetas, guarniciones y en ser poco transparente en el financiamiento de sus obras. Es una empresa tóxica.

En esa misma Tercera Sección los enemigos del bosque licitaron “La Rehabilitación del Paseo Memorial Panteón Dolores” a favor de AYMA Herramientas por la cantidad de $28.1 MDP, obra que, en todo caso, debería estar a cargo de la Alcaldía Miguel Hidalgo. La empresa seleccionada es experta en producir tornos, herramientas y otros instrumentos propios de la ferretería no de rehabilitación.

La que corona las obras de desarrollo urbano de SOBSE, es el proyecto ejecutivo: “Permea Constituyentes”, otorgada al CONSORCIO IUYET, con un valor de $27.1 MDP. Planea construir pasos vehiculares, túnel de interconexión con Pedro Antonio de los Santos y CETRAM Chapultepec con 6 desniveles. Contempla el Tajo la Cañada, un deprimido de 15 mil metros por debajo de Constituyentes y el Centro Ecuestre de la SEDENA (cabe anotar que recupera la idea gentrificadora del anterior proyecto de CETRAM del arquitecto Javier Sánchez). El megaproyecto de Constituyentes es una locura urbana que obviamente contribuirá a la aniquilación del bosque de una manera acelerada. Sobre el patrimonio de la SEDENA planean esta proyección cuando la Defensa Nacional aún no ha cedido sus terrenos al Gobierno de la Ciudad para realizar proyectos civiles.

Proyecto Ejecutivo Bodega Nacional de Arte, licitado en favor del Taller de Arquitectura Rocha-Igntia, con un costo de $26.3 MDP. La empresa del arquitecto Mauricio Rocha Iturbide en la regencia de Cuauhtémoc Cárdenas, es recordada por las escandalosas irregularidades de la Escuela de Invidentes en la Ciudadela y el Museo de San Pablo Oztotepec y su socia Igntia SA de CV, actualmente construye deportivos en la alcaldía Iztapalapa.

Por ser amigo de Gabriel Orozco, Mauricio Rocha Iturbide también se hará cargo del anteproyecto de la CINETECA NACIONAL con un presupuesto actualizado de $4.5 MDP.

Finalmente está la licitación “Rehabilitación del entorno del manantial Vasco de Quiroga” fue dado a SUPSUS Ingeniería, un lugar donde no existe el agua y que le costará a los mexicanos $15.7 MDP. SUPSUS tiene obras en la alcaldía Iztapalapa y se encarga de la rehabilitación socio-ambiental de la Sierra de Guadalupe, una obra ampliamente criticada por distintas organizaciones vecinales por sus principios ecocidas.

El desfile patrimonialista dada a los amigos de Gabriel Orozco y otras instancias nos recuerda al viejo método gubernamental de la década del setenta. A LOS AMIGOS TODAS LAS OBRAS y mientras que la precarización del trabajo cultural y artístico se joda.

¡Lícito, luego apruebo!

Esta es la premisa institucional y arquitectónica-urbanística para construir el Complejo Cultural Chapultepec por parte de las instituciones involucradas. Una lógica que el 19 de enero se actualizó con la publicación del Segundo Convenio Modificatorio al Convenio Vigentes en Materia de Reasignación de Recursos celebrado entre la Secretaria de Cultura y el Gobierno de la Ciudad de México. Las citadas instituciones a través de sus funcionarias y funcionarios amplia el ciclo temporal de entrega de compromisos del Taller Chapultepec que encabeza Gabriel Orozco apoyado por su socio y asesor Raúl Berarducci.

Si bien Gabriel Orozco y su Taller Chapultepec incumplen con los entregables proyectados al inicio, denominado: “Los estudios de pre-inversión y proyectos ejecutivos, para la integración del plan Maestro del Complejo Cultural Chapultepec”, ¿Cómo es, que con este incumplimiento las instituciones siguen entregando recursos públicos al CCCH y además extienden sus propósitos y entregables a tres meses más? Los integrantes del Taller Chapultepec siguen con su retórica de que trabajan por “probono” (gratis), pero en los hechos cobran por su ejercicio profesional además de ser agraciados por las asignaciones de obras.

Ellos prosiguen en su camino arropados con el número 38 de los programas prioritarios de la presidencia mientras los ciudadanos observamos el curso institucional plagado de ilegalidades cuando se otorgan licitaciones anticipadas y reasignaciones que transgreden las normas establecidas en la Ley de la Tierra y en el Consejo Rector Ciudadano del Bosque.

Se protege la irresponsabilidad y el incumplimiento de los convenios de colaboración firmados por la secretaria de cultura y el proveedor Gabriel Orozco.  Mientras, en los territorios culturales y artísticos, los creadores y trabajadores del gremio siguen naufragando para sobrevivir en medio de la cúspide del contagio COVID-19.

Los insensibles artistas favorecidos y los oportunos camaleones que cambian de color y de siglas de acuerdo a los tiempos seguirán gozando del apoyo faraónico para atentar contra el medio ambiente y extrayendo los recursos públicos que podrían aliviar a miles de artistas y trabajadores de la cultura en busca sobrevivencia. Al son de la orquesta orozkorruptora se anuncia el hundimiento cultural y ambiental.

¿Cómo y en qué se gastas los recursos públicos? Los funcionarios eluden dar respuesta, pero continúan licitando obras, reasignando recursos y prorrogando entregas a arquitectos y artistas anexados al Taller Chapultepec para el Complejo Cultural Chapultepec que debió estar listo el 7 de diciembre de 2020.

Referencias:

http://data.sedema.cdmx.gob.mx/bosquedechapultepec/index.php?option=com_content&view=article&id=57&Itemid=88

https://www.quienesquien.wiki/contratos/ocds-0ud2q6-LO-909005989-N8-2014#calidad

https://www.infobel.com/es/mexico/corporacion_y_construccion_del_golfo/gustavo_ahttps:/

/www.transparencia.cdmx.gob.mx/storage/app/uploads/public/5f2/b00/c13/5f2b00c13a045900716103.pdf_madero/MX102548860-5559386554/businessdetails.aspx

[1] Doctor en Ciencias Sociales, Maestro en Estudios Urbanos, Sociólogo, Documentalista e integrante del Frente en Defensa y Mejora del Bosque de Chapultepec.

[2] Alejandra Frausto y Marina Núñez Bespalova de la Secretaría de Cultura Desarrollo Cultural; Claudia Sheimbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México; Jesús Antonio Esteva, secretario de Obras y Servicios (SOBSE); Marina Robles, secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA); y el proveedor Gabriel Orozco, coordinador del Complejo Cultural Chapultepec (CCCH),

[3] El faltante de 862 millones de pesos fue denunciado por el Frente Ciudadano por la Defensa y Mejora de Chapultepec al no aparecer en los gastos derogados para el CCCH